¿Cómo proteger áreas de tu oficina con acceso a empleados?
11 abril, 2018
¿Están aún vigentes los sistemas de control de acceso?
30 abril, 2018
Mostrar todo

Los niños son una enorme alegría y una gran ilusión para toda la familia, pero también significan una gran responsabilidad. Debido al acelerado día a día que llevan los los padres en la actualidad, muchos niños permanecen solos en casas o con alguna compañía eventual.

Te presentamos nuestras recomendaciones a seguir para evitar que ocurran eventos infortunados con los niños en tu hogar, relacionados al uso del intercomunicador.

1) No atender el intercomunicador si está solo en casa:

Puede parecer algo evidente, pero se trata de uno de los principales errores de seguridad a los que están sujetos los niños. Recuerda que se tratan de personas inocentes que pueden atender el intercomunicador a extraños –o incluso posibles intrusos-, y permitirles la entrada al hogar.

Para evitar este grave error de seguridad, evita dejar a los niños solos en casa por largos períodos de tiempo. En caso de que debas ausentarte por varias horas, conversa con tu hijo sobre las razones por las cuales no debe atender el intercomunicador mientras no estés en el hogar. Una comunicación constante con tu hijo puede ahorrarte muchos dolores de cabeza.

2) No abrir la puerta a alguien a quien no se le identifique la voz (aunque no esté solo en casa):

Es probable que en tu urbanización o residencia acudan algunos vendedores o repartidores ofreciendo algún producto en particular. Sin embargo, para un niño puede resultar algo dificultoso reconocer las verdaderas intenciones de quien se comunica a través del intercomunicador.

Por ello, asegúrate de conversar con los infantes sobre la importancia de no abrir la puerta a un extraño, aunque haya alguien más en casa. Si es posible, refuerza esta conducta con algún estímulo positivo, a fin de que estén conscientes de la importancia de preservar la seguridad en el hogar.

3) No otorgar información personal a través del intercomunicador:

Asegúrate de educar a tus hijos para que eviten suministrar información personal a través del intercomunicador, aun y cuando se trate de una persona conocida que se encuentra del otro lado. No sabes si esta persona viene acompañada o si hay otros con malas intenciones que puedan estar escuchando información sensitiva. Así evitarás el riesgo de que obtengan datos sobre tu domicilio o algún detalle que pueda provocar una incursión en tu vivienda o hacer daño a tu familia.

Para Selesa, tu seguridad y la de los tuyos es lo más importante.

Redacción Selesa 2018.